Abdominales o Abs

Hola, compañeros del gym, fieles a nuestra cita semanal os traemos este nuevo artículo.

En anteriores artículos hemos tratado los diferentes grupos musculares, pero aún nos queda uno de lo más importante y que más en auge está en esta temporada de calor. Los abdominales.

Los abdominales, mas conocidos familiarmente como “abs”, “tacos” o “la tableta”, son los músculos que encontramos en la región del abdomen, es decir, desde la cara inferior del tórax a la cara superior de la pelvis.

Abdominales o Abs 1

Están formados por los rectos del abdomen, oblicuos mayor y menor del abdomen y transverso del abdomen.

Su función es la de fijar y estabilizar el tronco, proteger los órganos internos, intervenir en la respiración y otras muchas labores.

Dentro de este grupo muscular hay infinidad de ejercicios que podemos hacer: en una esterilla en el suelo, con el balón suizo, colgados en una barra con los brazos estirados, etc etc. Además de la posibilidad de añadir a la ejecución de algunos de estos ejercicios peso, para hipertrofiarlos.

Una buena combinación para obtener unos abdominales de calidad sería hacerlos un día sin peso y otro día con peso, con su correspondiente descanso entre sesiones (ya que se trata de un grupo muscular como otro y habitualmente no hacemos bíceps o pecho todos los días ¿verdad?).

Vamos a dar una interesantísima, a la vez que obvia, observación referente a la ejecución de los ejercicios que trabajan los abdominales. Siempre, siempre, siempre hemos de tener la zona lumbar de nuestro cuerpo en contacto por completo con la esterilla en que estemos tumbados hacía arriba, es decir, meteremos nuestro ombligo hacia dentro como si quisiésemos llevarlo al sótano de abajo. ¿Y por qué así? Por dos motivos:

1-    Evitamos al máximo las posibles lesiones y dolores molestos en la zona lumbar como hernias discales.

2-    Trabajamos al 100 % los abdominales. Con lo cual obtenemos mejor resultado, más directo y en menos tiempo (no involucrar psoas o cuello en una correcta ejecución).

Si probamos esto, al pie de la letra, veremos claramente como no llegamos a hacer por completo las series de abs a las que antes estábamos acostumbrados. ¿Puede ser que antes no lo hacíamos del todo bien?

Por supuesto, para que tengamos esa “tableta de chocolate” o “rejilla” a la vista, no es suficiente con ejercitar los músculos abdominales sino también combinar esto con ejercicios aeróbicos y una alimentación encaminada a la mayor calidad muscular posible, es decir, reduciendo grasas. Será cuestión de ir poniéndose manos a la obra ¿no?

Abdominales o Abs 2

Para finalizar, como siempre recordad: “Superación y otra repetición mas…”